Hugo Roca Joglar

opcion-lg2

Días de jengibre

Una tarde de primavera llegó al patio interior de mi casa, en Nepantla, una siamesa salvaje de siniestros ojos azul profundo. Por la noche parió seis crías. Las dejó ahí y se fue (ella misma era una cría de seis meses que quedó preñada en su primer celo).