Nicolás Ayón

opcion-lg2

Tomás muere

El poeta y destino como una pistola contra el corazón que no se detiene para abrir lo que ve— es sólo un sueño, ah pero un sueño; que ya no sabe quién es dentro de sí… arrobado en la cueva de mi exultante sufrimiento, de mandar palabras y palabras a nadie más que a él;… Leer más »

opcion-lg2

Un retrato

El artista desaparece de sus amistades. Viste colores tímidos, aquellos que pasan desapercibidos en su mutación… al acercarse a la luna durante la noche o al apropiarse del día con el velo de la luz. En su primera aparición su nombre cesa de sí mismo y su persona informa un rostro inexistente. La condición artística… Leer más »

Paolo Gasparini, Las Torres de Satélite 30 años después, 1994.

Primer verso

No sé quién fui. Quizás un enigma invencible que no volverá a nacer; en un espejo murmurando elíxires profundos. En presagios persistí… cuando las luces de la obscuridad me tentaban a surgir; en un siglo equivalente a una forma sin rostro. Frondosos árboles, manzanas exánimes y un cielo; tez en trance. Tormentas de color, ningún escape. Una hoja recogida, acarician los amantes. Ya no existe lo imposible, sólo el trance.