Giselle Caputo

opcion-lg2

Poemas

que la casa se sienta bien que sea como un pequeño sueño que va subiendo desde los pies en compañía de eso: tu gravedad de estar sin apremios hasta que la convulsión adentro sea una frágil caída de cristal hacia el abismo que designamos susurrando y no decimos por callar por seguir.