Santiago Carriles Palacios

opcion-lg2

La eterna caída

Cuando me explica aquel escenario del que es testigo, me dice que “en el mundo hay una torre en mitad del océano, golpeada por los vientos procedentes de todos los lugares de la Tierra”. Le pido que sea más específico, pues no entiendo por qué le obsesiona tanto esa idea: “En lo más alto, dentro de un cuarto con una sola ventana, existe un hombre y nada más, que no vive por temor a morir de nuevo, que no asoma la cabeza por miedo a caer”.