Óscar González López

opcion-lg2

Bláez

El pasillo era estrecho, dos personas no habrían podido caminar lado a lado. También era largo. Detenido en la boca, sosteniendo en la mano una bolsa, Bláez levantó la cara y siguió con los ojos la altura de los muros, repellados de mal modo.

opcion-lg2

Mamá se fue

No quería dormir sola. Se había ido a la cama a las nueve; tras ella, escuchó a mamá consolar a Julio con palabras cariñosas. Antes de cerrar los ojos, aspiró el penetrante olor del mentol que mamá untaba en el pecho de Julio para bajarle la fiebre.

Horse

Las generaciones

Aquel año, César Espina cumplió treinta de muerto. Su hijo contaba treinta y cinco el día que volvió al pueblo pensando que ya era tarde. Durmió mal en el camión: se despertó varias veces sintiendo el frío en los huesos y cada vez que palpó la bolsa del saco el dinero seguía ahí. La madrugada… Leer más »